Viajando a Chile y descubriendo su capital

Gracias a una invitación del hotel Renaissance, parte de la prestigiosa cadena MARRIOTT, estuve en Chile 4 días para participar en el Global Day of Discovery, un evento  que se celebra desde hace 5 años y que como su nombre sugiere es un viaje hacia diferentes sabores, aromas, sonidos y experiencias que permiten descubrir y sorprenderse con toda la magia de la cultura local y el excelente ambiente que brinda la propiedad, celebrándose de forma paralela en los 170 hoteles alrededor del mundo donde Renaissance está presente.

viajando a Chile

Mi viaje a Chile comenzó a tempranas horas de la mañana. Después de 5 horas y 15 minutos de vuelo desde la ciudad de Bogotá, aterrice en Santiago de Chile, completamente fascinada después de haber divisado desde la ventanilla del avión la imponente cordillera de los Andes cubierta de nieve, un ligero preámbulo a todo lo que me reservaba este viaje.

Descubriendo Chile

Ya en el aeropuerto Comodoro Arturo Merino Benítez, al pasar por migración, lo único que me preguntaron al enseñar mi pasaporte, es el lugar en el que me alojaría.

A la salida del aeropuerto me esperaba uno de los Navegadores del hotel, quien gentilmente me dejo conocer más a fondo el concepto de Renaissance, un concepto trasladado a la arquitectura, construcción, diseño e incluso implícito en los pequeños detalles. El hotel Renaissance en Londres, por ejemplo, renació en 2011, en el mismo edificio en el que en 1873 fue inaugurado el Midland Grand Hotel, concebido en aquella época, para acoger a los distinguidos pasajeros que llegaban a la estación de St. Pancras.

En Chile, al tratarse de uno de los dos países más sísmicos del mundo, sus edificaciones son más recientes, por tanto se le dio un giro al concepto, transformando para su construcción uno de los elementos claves en la economía del país: el cobre. A su vez también, se le da una nueva vida a otros elementos, como las botellas de cristal, que se convierten en unos lindos vasos para usar en la sala de baño. Además de esto, el hotel Renaissance en Santiago, cuenta con la certificación LEED, que lo acredita como amigable con el medio ambiente.

viajando a chile

Llegando al hotel, fui recibida por otros navegadores y miembros del personal de Renaissance, notando en ellos que siempre se anticipan a las necesidades del huésped, haciéndolo sentir bien en todo momento. Ya en la que sería mi habitación por las próximas tres noches, no pude dejar de observar la preciosa vista que tenía sobre la cordillera y lo confortable que se veía no solo la cama sino la habitación en general, con un práctico y bien equilibrado espacio para trabajar y descansar al mismo tiempo. Sin olvidar la sala de baño, amplia y con todo lo necesario para sentirse como en casa.

Como si fuera poco, una botella de vino chileno y otra con agua de la Patagonia me aguardaban junto a algunas almendras y una nota de bienvenida por parte del hotel.

En horas de la noche, tuve una sutil experiencia gastronómica, dirigida por Mariano Bambaci, chef ejecutivo del restaurante del hotel: Catae.

viajando a hcile

Al día siguiente, nos presentaron al que sería nuestro guía durante dos días, minutos más tarde ya estábamos atravesando Bellavista, un pintoresco y tradicional barrio que alberga la Chascona, una de las casas de Pablo Neruda, actualmente monumento nacional. En seguida nos encontramos con la entrada del funicular, que nos permitiría subir hasta el cerro San Cristóbal, para apreciar una famosa y fantástica panorámica de la ciudad. Descendiendo un poco, llegamos al jardín japonés adornado a lo lejos con la imagen de Sanhattan, el principal centro financiero de la ciudad, que rememora a Manhatan con sus altos rascacielos, entre los cuales sobresale La Gran Torre Santiago, originalmente conocida como Torre Gran Costanera, que con sus 300 metros es desde 2012 la más alta de Latinoamérica.

global day of discovery

Seguimos el recorrido en coche y ya en otro sector de la ciudad, pasamos cerca de la estación central de metro de Santiago, diseñada por el mismo constructor de la torre Eiffel en París.

Acercándonos al medio día, nos adentramos en el emblemático barrio Yungay, que tiene su origen en el siglo XIX y guarda un vasto patrimonio de la ciudad. Allí visitamos La Peluquería Francesa, que después de tres generaciones sigue vigente y se ha reinventado adecuando uno de sus espacios como restaurante, el cuál propone una interesante combinación entre la cocina chilena y francesa, todo ello en perfecta armonía con las antigüedades que decoran el lugar y que están a la venta, desde luego sin minimizar la primera actividad que se desarrollaba aquí y que le da nombre al lugar: la peluquería.

chile restaurante

Más allá de los exquisitos sabores que caracterizan su peculiar restaurante, descubrir La Peluquería Francesa es toda una experiencia, cada objeto y rincón podría contar su propia historia.

Con una que otra delicada melodía de Edith Piaf en el ambiente, saboreamos una tabla de mariscos y otra de carnes, acompañada por 3 tipos de salsa, entre ellas una rica salsa Roquefort, no sin antes degustar una bebida típica nacional: el pisco sour. Terminamos esta maravillosa gala de placeres culinarios, con unos apetitosos postres: créme brûlée, volcán de chocolate, entre otros.

explorando santiago de chile

Antes de irnos de Yungay, fuimos a la tienda Los Coleccionistas, donde reposan algunos objetos del mobiliario de René Rios Boettiger, Pepo, el creador de Condorito.
Con esta visita finalizamos nuestro fugaz recorrido de un día por Santiago de Chile. Pero el día aún no terminaba, de vuelta al hotel y un par de horas más tarde tendría lugar una maravillosa velada con motivo del Global Day of Discovery, todos los huéspedes del hotel estaban invitados.

Una celebración donde nuevamente el buen gusto por los detalles, propio de Renaissance, estuvo presente. La velada dio inicio sobre las 7:30, en el Kaitek Cafe Lounge, con la presentación de un trío acústico del folclor chileno, que a lo largo de la noche rindió homenaje a importantes exponentes de la música de este país. Más tarde pasamos al Dbar & Lounge, para seguir disfrutando de unos ricos cócteles, canapés y por supuesto de la música en vivo de este talentoso grupo musical. A la celebración se sumó: Felipe Izquierdo, un reconocido comediante chileno.

Renaissance chile

Fue así como se vivió este grandioso día de descubrimiento y exploración de la cultura chilena y del prestigioso hotel Renaissance, que no olvidó ningún detalle para hacernos vivir una experiencia inolvidable

Sigue Mi Viajar en Facebook, Twitter e Instagram

Opt In Image
Si te ha gustado este artículo
No te detengas aquí ¡Suscríbete!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *